La terapia online

La consulta psicológica a través de medios telemáticos (terapia online) es una nueva modalidad de consulta psicológica, surgida a raiz del auge de las nuevas tecnologías. Básicamente, consiste en una sesión de terapia psicológica en la que el profesional (psicólogo) y el paciente no se encuentran en el mismo lugar, por lo que a través de diferentes medios de telecomunicación establecen el contacto.

¿Cómo se realiza?

La terapia online se realiza, habitualmente, a través de los siguientes medios:

  • Terapia telefónica
  • Terapia mediante web-camterapia online

Nosotros descartamos la terapia exclusivamente por email, debido a que la experiencia acumulada durante muchos años nos indica que no se consiguen buenos resultados en terapias con esta modalidad de consulta, siendo solamente de utilidad en el caso de cuestiones puntuales o consultas muy específicas, o como complemento a un tratamiento integral.

¿Es eficaz?

Se han realizado estudios en el ámbito de la depresión1 que sugieren que la terapia telefónica puede ser una valiosa forma de hacer llegar los beneficios de la psicoterapia a los pacientes más deprimidos.

La terapia online se ha probado en muchas ocasiones, ofreciendo tan buenos resultados como las sesiones personales.

Sin embargo, hay una serie de factores que pueden condicionar el gran éxito de la terapia online:

  • El conocimiento del paciente acerca de las nuevas tecnologías. La persona que solicita el servicio de terapia online mediante web cam debería ser capaz, al menos, de configurar correctamente su ordenador para que funcione correctamente y no se produzcan cortes o interrupciones que afecten a la comunicación, o bien solicitar a alguna persona de confianza que le ayude en el proceso.
  • En casos de depresión aguda o dolencias muy específicas, se hace necesario un contacto con el terapeuta, sobre todo en casos en los que exista riesgo de suicidio.
  • La falta de profesionalidad del terapeuta. Al igual que en el resto de actividades laborales, existe el intrusismo profesional. La persona que decide iniciar un tratamiento psicológico, debería cerciorarse de que su terapeuta posee la cualificación necesaria para ejercer la profesión de Psicólogo. La forma más sencilla de realizar esta comprobación consiste en solicitarle el número de colegiado, y comprobar directamente en el Colegio Oficial de Psicólogos de su localidad que está inscrito en el mismo. La exigencia profesional debería ser la misma en una terapia online y en una presencial. Es decir, su duración, el trabajo a realizar, el compromiso mutuo, los resultados a esperar, incluso los honorarios, serían los mismos que en una terapia presencial.[spacer size=”20″]

¿Qué beneficios aporta la terapia online?

La terapia online aporta una serie de beneficios respecto a la terapia tradicional:

  • Ahorro de tiempo. Al no tener que realizar desplazamientos, el paciente puede contactar desde su casa, directamente y sin tener que perder el tiempo en medios de transporte.
  • Aumento de la cobertura sanitaria. Se puede llegar a más personas, que no tendrían acceso a la terapia tradicional, debido a razones geográficas (zonas montañosas, rurales), personales (minusvalía, discapacidad), falta de tiempo.
  • Mayor intimidad y anonimato. En ocasiones, favorece la desinhibición del paciente, sobre todo en las primeras sesiones.
  • Flexibilidad. Debido al ahorro de tiempo, aumentan los horarios en los que existe disponibilidad para realizar la sesión de terapia online, tanto por parte del paciente como del profesional.

Privacidad de las sesiones

Uno de los principales problemas que se plantean con el uso de terapia online es la privacidad. El código deontológico del psicólogo le obliga a que el contenido de las sesiones, sean presenciales u online, se mantengan bajo el secreto profesional. La privacidad de las sesiones de terapia online será tanta como el medio a través del cual se comunican paciente y profesional sea seguro.

Una vez salvado el escollo “tecnológico”, podemos garantizar que la privacidad es la misma que en una sesión presencial.

¿Qué desventajas tiene la terapia online?

Las más importantes están relacionadas con el punto anterior: el apartado tecnológico. No todas las personas disponen de un equipo adecuado, con una conexión a internet estable. Hoy en día, prácticamente todos los dispositivos disponen de webcam y entrada y salida de audio. Sin embargo, no siempre es posible establecer una conexión de banda ancha que pueda soportar la emisión y recepción de imágenes con una cierta calidad.

En ocasiones, aunque se disponga de conexión de gran velocidad, se necesita además una estabilidad. La saturación de las redes hace que las conexiones WiFi sean bastante inestables, por lo que lo más adecuado sería una conexión mediante cable de red.

Otro de los inconvenientes se deriva de los síntomas del paciente. Cuando hablamos de crisis agudas, estados de gran agitación o, incluso, tentativas de suicidio, lo más adecuado sería realizar la terapia de forma presencial. Ante la urgencia de la situación, se puede utilizar la terapia online, si bien no es lo más aconsejable.

____

(1) Mohr, D.C.; Ho, J.; Duffecy, J. et al. (2012). Effect of Telephone-Administered vs Face-to-face Cognitive Behavioral Therapy on Adherence to Therapy and Depression Outcomes Among Primary CarVentae Patients. The Journal of the American Medical Association, vol. 307 (21), 2278-2285