Campaña contra la “hipermedicalización”

La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha lanzado una campaña contra el abuso de fármacos y la creación de enfermedades “inexistentes” para promover el uso de los medicamentos.

Desde la organización, se ha criticado la excesiva medicalización de la sociedad actual, y ha señalado como responsables a los profesionales sanitarios y a la industria farmacéutica.

La Salud Mental no es ajena a esta tendencia. Según la portavoz de la OCU, Iliana Izverniceanu,”los momentos de estrés o de tristeza se están convirtiendo en patologías con el objetivo de vender más medicamentos o pruebas diagnósticas que no tienen base científica de que van a aportar un beneficio al paciente. Con la idea de comercializar más fármacos se están inventando patologías en ciudadanos sanos”.

Y es que, según ha comentado esta experta, cuando se prescribe un fármaco “casi nadie” se pregunta si realmente es necesario tomarlo, si se conocen los riesgos que puede tener su consumo, las alternativas terapéuticas que existen, si pasa algo si no se usa o cuál es el coste real de dicho fármaco.