Según un estudio de la Asociación Americana del Corazón, las personas que sufren de depresión crónica (más de cuatro años de duración) tienen un riesgo muy alto de padecer un infarto cerebral (accidente cerebrovascular -ACV-). La enfermedad cerebrovascular es la causa principal de invalidez en adultos, y la tercera causa de muerte en gran parte del mundo occidental.

infarto cerebral

La probabilidad de sufrir un infarto cerebral es superior al doble en las personas que tienen una alta incidencia de depresión respecto a aquellas que no tienen síntomas depresivos.

Una de las conclusiones más llamativas encontradas en este estudio sobre el infarto cerebral, fue que, aunque las personas resolvieran los síntomas depresivos, el riesgo de padecer la enfermedad cerebral disminuía, aunque se mantenía por encima de aquellas personas que nunca habían tenido síntomas depresivos.

Este resultado se ha interpretado por los investigadores como un resultado de las conductas  que perjudican a la salud que suelen adoptar las personas afectadas por la depresión, como la falta de actividad física y el hábito de fumar.

Otra posible explicación podría ser los cambios biológicos que tienen lugar como consecuencia de la inactividad provocada por la depresión, como la hipertensión, hiperlipidemia y diabetes.

El investigador Philip Gorelick afirma, de cara a los profesionales de la salud mental que trabajan habitualmente con personas con trastornos depresivos, que “si tú tienes un paciente que está deprimido, debes tener cuidad, porque la depresión va a ser un marcador que indica que tu paciente va a tener un alto riesgo de accidente cerebrovascular y ataque al corazón”.

Según este estudio, no se han encontrado diferencias significativas entre el sexo masculino y femenino acerca de la relación entre accidente cerebrovascular y depresión.

 

* Imagen cortesía de freedigitalphotos.net

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.