Los trastornos sexuales en el 90% de los casos pueden tratarse con terapia psicológica

Existen diferentes causas de las disfunciones sexuales. Hasta hace poco tiempo, se pensaba que las causas principales de los trastornos sexuales eran físicas, orgánicas. Sin embargo, se ha demostrado que solo es así el 5-10% de los casos (Kaplan, 1974, Masters y Johnson, 1970). En el resto, son los factores psicosociales los que tienen un papel fundamental en la aparición y mantenimiento de la disfunción. Si la causa tiene un componente psicológico, el tratamiento necesita, por tanto, de una terapia psicológica.

En la mayoría de los casos, no existe una causa única, sino que son diferentes factores los que colaboran en la aparición y mantenimiento del trastorno.

Entre los factores psicológicos que intervienen en la aparición y desarrollo de los trastornos sexuales, los más frecuentes son la depresión, la ansiedad ante la interacción sexual, la educación moral y religiosa recibida, las experiencias traumáticas durante la infancia, etc.

Además, hay una serie de concepciones erróneas de lo que significa la sexualidad, son los mitos sexuales (Labrador, 1994).

[spacer size=”20″]Mitos sexuales referidos a la relación[spacer size=”20″]

  • Sexo o relaciones sexuales quieren decir coito. Lo demás con conductas sustitutivas, cuando no aberrantes. Cualquier cosa que no sea coito no cuenta.
  • Dado que la única relación completa es realizar el coito, debe realizarse el coito cada vez que se lleven a cabo interacciones sexuales. Todos los contactos físicos deben guiar al coito.
  • Ni el hombre ni la mujer pueden decir “no” al sexo.
  • El sexo debe ser siempre espontáneo: pensar, leer, hablar… acerca de él estropea la espontaneidad y en consecuencia dificulta el disfrutar del sexo.
  • Es un error tener fantasías sexuales durante las interacciones sexuales, en especial durante el coito.
  • Si dos personas se aman deben saber cómo disfrutar del sexo juntas.
  • En la relación de pareja cada uno de los miembros conoce instintivamente lo que su pareja quiere o piensa.
  • Una buena relación sexual requiere un orgasmo.
  • El sexo sólo es realmente bueno si los dos llegan al orgasmo a la vez, de forma conjunta.
  • Si el sexo funciona bien, entonces irá bien la relación de pareja.
  • Existen ciertas reglas absolutas y universales acerca de lo que es “normal” y lo que es “anormal” en el sexo.[spacer size=”20″]

Mitos acerca de la sexualidad en el hombre[spacer size=”20″]

  • El hombre siempre está dispuesto y desea llevar a cabo interacciones sexuales.
  • Un hombre no debe expresar sus sentimientos a su pareja sexual.
  • El hombre siempre se excita cuando se encuentra en una situación sexual. Si esta en una interacción y no se excita, es que es “anormal” o “no funciona bien”.
  • Cuando un hombre pierde su erección es porque no encuentra atractiva a su pareja sexual.
  • El sexo requiere una buena erección, si no es así jamás será un buen compañero sexual.
  • Un pene pequeño en erección no será capaz de proporcionar placer a la mujer. Los penes cuanto más grandes mejor.
  • La masturbación es físicamente dañina y moralmente sucia, destructora para quien la práctica.
  • El sexo debe suceder por iniciativa del hombre.
  • Las mujeres siempre esperan que el hombre les proporcione un orgasmo cada vez que llevan a cabo una interacción.
  • El hombre siempre debe de llevar la voz cantante en el sexo (iniciar, dirigir la relación, decidir con quién…)[spacer size=”20″]

Mitos acerca de la sexualidad en la mujer[spacer size=”20″]

  • Cualquier mujer que lleva la iniciativa en las relaciones sexuales es inmoral.
  • No deben llevarse a cabo relaciones sexuales cuando la mujer está menstruando, porque puede haber peligros de infección o de contaminación.
  • Durante el período menstrual, la mujer se ve afectada psicológicamente de forma negativa, por lo que no es conveniente llevar a cabo relaciones sexuales.[spacer size=”20″]

Los tratamientos de las disfunciones sexuales, una vez descartado el trastorno físico u orgánico, pasan por las terapias sexuales. Los resultados son muy satisfactorios, con índices de éxito de alrededor del 80% de los casos.

 

Imagen: FreeDigitalPhotos.net

[divider top=”0″ style=”shadow”]

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.