Las vacaciones de verano no siempre son sinónimo de de felicidad. Los niños están de vacaciones, y pueden suponer una fuente de estrés, dado que están acostumbrados a los horarios escolares, y la falta de planificacion puede hacer que los niños se vuelvan más demandantes.

estres vacacional

De forma sintética, presentamos cuatro puntos para manejar el estrés en vacaciones:

Establecer expectativas realistas. Es necesario gestionar adecuadamente el tiempo, pero se debe evitar caer en la generación de planes demasiado ambiciosos, poco realistas. Aunque parezca que nuestro hijos tienen todo el tiempo del mundo, el verano se termina, y aquello que parecía una eternidad, donde pensabamos que tendrían cabida los planes arrinconados durante todo el año, llega a su fin y los planes no terminan de concretarse. Es mejor dar pequeños pasos, concretos, antes que enrolarse en propósitos inalcanzables.

Pensar con perspectiva. Intentar considerar las situaciones estresantes en un contexto más amplio, y mantener una perspectiva a largo plazo.

Mantener contactos. Es importante mantener buenas relaciones con la familia y los amigos. Las vacaciones son el momento de encontrarse de nuevo con aquellas personas significativas. Asimismo, aceptar su ayuda y apoyo de aquellos que se preocupan por nosotros puede ayudar a aliviar el estrés.

Cuidar de uno mismo. Prestar atención a nuestras propias necesidades y sentimientos durantes la temporada de vacaciones. Practicar actividades que sean divertidas y relajantes. Cuidar de uno mismo ayuda a mantener el cuerpo y la mente sana, y ayuda a lidiar con situaciones de estrés. Conviene realizar actividades, tanto nosotros como nuestros hijos, que nos mantengan alejados de posturas sedentarias, tales como pasar el tiempo durante horas viendo la televisión o jugando a los videojuegos.

Si continúa sintiendo estrés durante las vacaciones, es conveniente consultar con un psicólogo, que podrá ayudarle a identificar aquellas áreas problemáticas y desarrollar una terapia adecuada para resolver el problema.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.