demencia

La demencia significa pérdida de memoria y de capacidad cognitiva (capacidad de pensar y razonar). Afecta a la memoria, el pensamiento, el lenguaje, el juicio y el comportamiento.

Las causas de la demencia pueden ser múltiples, siendo la más frecuente la Enfermedad de Alzheimer.

  • Enfermedad de Alzheimer (50-80% de los casos).
  • Demencia vascular y mixta (5-15%)
  • Demencias primarias (degenerativas) del sistema nervioso (5-10%)
  • Alcoholismo crónico y déficits vitamínicos o carenciales (1-5%)
  • Encefalopatías metabólicas (hipertiroidismo, otras) (1-2%)
  • Procesos expansivos (tumores) e hidrocefalia (1-2%)
  • Ingesta crónica de fármacos, drogas o tóxicos (1-2%)
  • Infecciones cerebrales, otras -VIH, etc.- (1-5%)

La demencia tiene varias fases, dependiendo de la intensidad de ésta. Generalmente, se divide en:

  1. Demencia en fase leve. Las actividades básicas de la vida diaria están bastante conservadas.
  2. Demencia en fase moderada. Dificultad para realizar actividades habituales (aseo, comida, vestido).
  3. Demencia en fase grave o severa. Dependencia total para las actividades diarias: aseo, comida, vestido, etc.

 Diferencia entre deterioro cognitivo leve y demencia leve

El deterioro cognitivo leve y la demencia leve no son lo mismo. Se precisa una exploración médica y neuropsicológica adecuada para un diagnóstico correcto. En ambos existe pérdida de capacidades cognitivas (atención, memoria, razonamiento), sin embargo, en la demencia leve la pérdida de facultades es mayor, y causa inadaptación social.

El deterioro cognitivo leve (DCL) es la fase entre el olvido normal debido al envejeciendo y el desarrollo de demencia. Las personas con deterioro cognitivo leve tienen ligeros problemas con el pensamiento y la memoria que no interfieren con las actividades cotidianas y, con frecuencia, son conscientes del olvido. No todas las personas con deterioro cognitivo leve desarrollan demencia

Es importante realizar un diagnóstico diferencial ente demencia leve y deterioro cognitivo leve. Las personas con deterioro cognitivo leve no siempre desarrollan demencia. Cuando se presenta demencia, ésta por lo general empeora y con frecuencia disminuye la calidad y expectativa de vida.

Tanto en el deterioro cognitivo leve como en la fase inicial de demencia, es recomendable que se estimulen todas las funciones cognitivas del cerebro: lenguaje, memoria, orientación, coordinación, etc.

Imagen: renjith krishnan / FreeDigitalPhotos.net

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.