Psicólogos para gays y lesbianas

Nuestra consulta de psicólogos está orientada para el colectivo de gays y lesbianas. La psicología considera actualmente la homosexualidad como una variante más de la sexualidad humana. La orientación sexual varía a lo largo de una escala, que va desde el término heterosexual (atracción hacia personas del sexo opuesto) hasta la homosexualidad (atracción por las personas del mismo sexo), y bisexualidad (atracción hacia personas de ambos sexos).

Como ya escribimos en su día en nuestro artículo Pautas de los Psicólogos con lesbianas, gays y bisexuales (I)Pautas de los Psicólogos con lesbianas, gays y bisexuales (II), el referente mundial de la psicología, la Asociación Americana de Psicología (A.P.A.), publicó una serie de directrices o principios básicos, dirigidos a los psicólogos, para el tratamiento psicológico de las personas gays y lesbianas.

La problemática que aparece en la consulta de un psicólogo o psicóloga de gays y lesbianas, puede venir originada por la orientación sexual del paciente, en el caso de problemas de aceptación de la condición sexual, que puede originar problemas de ansiedad y depresión.

Pero, ¿qué ocurre con aquellas personas o grupos que realizan esfuerzos para cambiar la orientación sexual a través de la terapia? ¿Qué opinan los psicólogos al respecto sobre el tratamiento de gays y lesbianas?

Cambio de orientación sexual a través de la terapia psicológica

La opinión unánime de los psicólogos es que este tipo de terapias para cambiar, suprimir o eliminar la homosexualidad han sido rechazadas por los principales profesionales de la salud mental. La idea de que sentir atracción por personas del mismo sexo es algo anormal no cuenta con el apoyo de ninguna organización seria de la salud mental.  En pocas palabras, la homosexualidad no es un trastorno psicológico. Así, el manual de referencia de la psicología para el estudio de los trastornos mentales, denominado DSM, publicado por la A.P.A., no incluye trastornos relacionados con el hecho de ser lesbiana, gay o bisexual. La homosexualidad dejó de catalogarse como trastorno mental desde 1973. Cualquier referencia a un problema psicológico por el mero hecho de ser gay, lesbiana o bisexual, es sencillamente anacrónico.

No obstante, algunos grupos con intereses políticos y religiosos han intentado hacer calar en la población que la orientación sexual podría cambiarse con la terapia psicológica. Como se ha dicho, la opinión de los expertos es unánime, debido a que la homosexualidad no es un trastorno mental, no hay nada que necesite ser curado o cambiado. Ningún psicólogo especializado en el tratamiento de gays y lesbianas puede avalar estas tesis anacrónicas y pre-científicas.

Psicólogos para homosexuales: gays y lesbianas

Una vez hemos dejado claro que la homosexualidad en sí misma no es ningún trastorno, lo que sí podemos decir es que los gays y lesbianas pueden encontrar problemas en su vida personal o social derivados de la forma de afrontar su homosexualidad. Este tipo de conflictos psicológicos sí pueden precisar la ayuda de un profesional de la salud mental, de ahí que existan psicólogos especializados en el colectivo de gays y lesbianas. No es una especialidad “per se”, pero sí una sensibilidad especial y una experiencia con el colectivo homosexual que hace que sea más fácil y más cómo para el paciente sentirse comprendido/a.

Así, algunos estudios (Chakraborty, 2011; King, 2008) han indicado que las personas homosexuales tienden a experimentar más problemas de salud mental que las personas heterosexuales. La discriminación social que sufren puede contribuir a incrementar este riesgo. El estudo del Dr. Chakraborty confirmó que los gays y lesbianas eran más proclives a desarrollar enfermedades mentales, ideación suicida, abuso de sustancias y riesgo de autolesiones. Según este estudio, aunque el riesgo de sufrir discriminación fuera bajo, aumentaba el riesgo de experimentar problemas mentales en la población homosexual. Otros estudios han demostrado que aquellos adolescentes que eran identificados como lesbinas, gays u homosexuales tenían diez veces más posibilidades de sufrir acoso escolar y victimización en el colegio, así como también era más probable apreciar en ellos ideación suicida, depresión, ansiedad, abuso de sustancias y otro tipo de problemas mentales.

 

psicologos para gays y lesbianas

Por este motivo, los psicólogos pueden constituir un apoyo importante para los gays y lesbianas que tratan de enfrentarse a un ambiente social hostil: opresión, discriminación y marginación.

El camino transitado hasta la apertura social del homosexual no suele ser sencillo, y la presión social y familiar puede ocasionar angustia, estrés, sentimiento de inutilidad, o sentirse mal por (supuestamente) haber fallado a un padre o una madre.

En nuestra consulta de Psicólogos en Madrid, tenemos la formación necesaria y la experiencia suficiente para el tratamiento de las personas lesbianas, gays y bisexuales (LGBT). La condición sexual del terapeuta es irrelevante a la hora de afrontar el problema del paciente, lo fundamental es su formación y experiencia clínica. Sabemos que es necesario sentirse cómodo y comprendido por el terapeuta. Por ello, ponemos a disposición nuestra consulta, con la garantía de que encontrará un ambiente adecuado para el tratamiento de sus conflictos.

3 Comments

  1. Buenas, queria hacerles una pregunta,pero la verdad es que no se si se trata de un problema psicologico o sexologico.
    El caso es que al tener relaciones sexuales…alcanzo el.orgasmo a muy poco tiempo… (es decir me corro rapido)
    No se si es mi mente o si es un problema bastante serio…
    Como podria remediarlo?
    Gracias, quedo a la espera de su respuesta!

    1. Gabriel, el problema al que haces referencia probablemente se trate de “eyaculación precoz”. Las causas pueden ser “mentales”, como dices, es decir psicológicas, o también pueden ser fisiológicas, orgánicas.
      En la mayoría de las ocasiones, la eyaculación precoz se debe a cuestiones psicológicas relacionadas con la ansiedad en las relaciones sexuales.
      No obstante, para ser rigurosos y poder dar un diagnóstico sobre la causa que nos describes, sería necesario conocer con más exactitud qué es lo que te está ocurriendo.
      Si lo deseas, puedes pedir una consulta con nosotros y de esta forma podremos darte una respuesta más precisa sobre tu caso.
      Un saludo.

  2. Buenas noches,

    Tras 5 años y 8 meses de relación he terminado mi relación con mi pareja (somos dos chicas). Ella me pidió tiempo para aclararse sobre sus sentimientos hacia otra persona y ahora lleva dos meses de rollo con la otra persona. Yo sigo enamorada de ella, me sigue escribiendo y llamando cada mañana… Necesito saber de ella, pero a la vez me hace daño saber cada detalle que me cuenta. Las dos queremos ser amigas, pero a mi me hace daño estar así. Sigo enamorada de ella… Y no se cómo actuar… Ella me dice que que me quiere mucho, pero está claro que ya no me ama… Ha pasado de todo a nada…

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.